Felicidades G-Shock, ya tienes 30 años y estás hecho un chaval.

Cuando en 1983 Kikuo Ibe ideó el primer G-Shock, el revolucionario DW-5600, no sabía que estaba creando a la Bella y la Bestia de la relojería mundial. Hoy, 30 años después la saga continúa, cada vez más guapos y cada vez más fuertes.


Comentarios

Entradas populares de este blog

¡Gracias mamá!

"Pesetillas escondidas"

¡Vete con la música a otra parte!